Conecta con nosotros

UNA VIDA DEDICADA AL FÚTBOL

La Otra Historia

UNA VIDA DEDICADA AL FÚTBOL

Aníbal Fabián Mugione dedicó y dedica todavía su vida al fútbol, una actividad a la que abrazó con pasión desde niño, cuando empezó a patear la pelota, hasta estos días dirigiendo en el fútbol regional, luego de pasar por varios países de Sudamérica.
Nacido en Rosario, muchos creen que es cordobés, ya que desde las divisiones inferiores jugó en Talleres.
Hijo de un gran futbolista, nunca quiso aprovecharse del apellido y así lo demostró cuando se fue a probar en el equipo albiazul, utilizando el apellido de su mamá. Allí fue seleccionado por sus condiciones y no por ser el hijo del ídolo.
Un delantero con gol, que cuando empezó a dirigir le quiso transmitir esa vocación ofensiva a sus dirigidos.
En Inriville es recordado por ser el último director técnico que sacó campeón a River en la Liga Regional del Fútbol del Sur, donde formó un gran grupo humano, con mayoría de jugadores del pueblo.
A los 16 años empezó a entrenar con el equipo de primera división de Talleres y poco tiempo después ya pudo debutar con un gol, de la mano de José Omar “La Pepona” Reinaldi como director técnico.
Nacido para el fútbol, fue mascota, hincha, alcanza pelotas, jugador y técnico.
Como jugador también vistió las camisetas de Racing de Córdoba, Táchira de Venezuela, donde jugó Copa Libertadores, Gimnasia y Esgrima de Mendoza, Once Caldas de Colombia, Nueva Chicago, Aurich de Perú, Olimpo de Laborde y San Martín de Monte Buey.
Entre sus mejores recuerdos figura el gol a Hugo Orlando Gatti en “La Bombonera” con la camiseta de Talleres.
Como técnico arrancó en el Real Santa Cruz de Bolivia, para pasar por Peñarol de Córdoba, hasta que llegó a Monte Buey, donde hace 22 años que se radicó y desde allí empezó a viajar a distintos lugares de la región y del exterior para dirigir al equipo que lo convocara. Recientemente regresó del Perú y rápidamente el Bell de Bell Ville lo convocó para que dirija su plantel en la Liga Belvillense, donde está trabajando.
A lo largo del tiempo fue superando los distintos cambios que experimentó el fútbol, adaptándose para seguir con vigencia.
Otros de sus grandes recuerdos es el del equipo de River de Inriville, campeón de la liga en el año 2006, donde fue convocado por los dirigentes con los que rápidamente arregló y lo coronó con el título que siempre definió como visitante.

Entrá al Facebook de la La OTRA Historia y Mira las Fotos

Haga clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más de La Otra Historia


NOTAS ARCHIVOS

To Top